jueves, 8 de mayo de 2014

Cascada de Buanga-Pico Castiello



Por fin nos decidimos a juntarnos unos cuantos amigos para hacer una sencilla y fácil ruta esta Semana Santa, en concreto el día 18 de abril decidimos hacer la ruta: San Andrés-cascadas de Buanga-Pico El Castiello-Villanueva de Santo Adriano.
Esta es un una ruta que recomiendo a todo el mundo, no tiene ninguna dificultad y se puede hacer tranquilamente en una mañana y volver a comer a casa ya que está muy cerca de Oviedo y no nos llevará mas de tres horas y media realaizarla.
A eso de las diez de la mañana y después de haber desayunado en Trubia aparcamos los coches junto al lavadero del pueblo de San Andrés, pueblín situado nada mas pasar Trubia y último pueblo del concejo de Oviedo punto inicial de la ruta, por supuesto primero nos habíamos acercado hasta Villanueva, punto final de la ruta, para dejar otro coche ya que la ruta no es circular y termina en dicho pueblo. Arrancado a caminar desde el lavadero por la carreterína que nos lleva hacia Castañeu del Monte, a los pocos metros cogemos una desviación hacia la derecha, en la cual nos tendremos que fijar bien porque talmente parece que es la entrada a una finca y que no tenemos camino, pero entre la pared de dicha finca sale un estrecho sendero que se adentra poco a poco en un pequeño bosquete de castaños y que en pronunciada subida nos hace coger altura rápidamente hasta llegar a los restos de una casa de aldea en situación de bastante abandono. 
Con un día de sol impresionante y disfrutando ya de las vistas al haber ganado altura rápidamente, continuamos nuestro camino por sendero bien marcado, poco a poco y siempre en pronunciada subida proseguimos ganando altura y parando de vez en cuando para disfrutar del paisaje y recobrar un poco el aliento, recordados que aunque la ruta empieza muy pindia no tiene ninguna dificultad y es perfecta incluso para hacer con niños, como a unos cuarenta y cinco minutos de nuestro comienzo llegamos a un collado situado a los pies del Pico Castiello, al cual subiremos mas tarde, en este punto nos desviamos a la izquierda para en pronunciada bajada acercarnos a la primera y preciosa cascada, este primer salto de agua no está indicado así que tenemos que estar atentos para no pasarnos el desvío, pero con un poco de intuición no tiene ninguna complicación llegar hasta ella.

Una vez en la primera cascada y disfrutar de las vistas y del sonido que proporciona este magnífico salto de agua volvemos a subir por el mismo sitio y nos volvemos a situar nuevamente a los pies del Pico Castiello, proseguimos nuestro camino y al poco llegamos a la segunda y mas conocida de las cascadas, en sus proximidades podemos contemplar los restos de un antiguo molino donde todavía se pueden apreciar perfectamente las muelas de dicho molino, el lugar es una preciosidad, donde incluso nos podemos acercar justo hasta el torrente de la cascada donde tenemos una pequeña charca para hacernos unas fotos disfrutando del lugar, del agua, y del sonido que esta produce, un  precioso entorno de verdad.


Primer tramo de la ruta en la que vamos ganando altura rápidamente.



Llegamos a la primera cascada.



Fotos de la primera cascada, preciosa.

Después de un buen rato disfrutando del lugar y de hacernos unas cuantas fotos volvemos por nuestros pasos nuevamente hasta situarnos a los Pies del Pico Castiello, cruzamos ahora una pequeña muria que divide unos terrenos y sin perdida ninguna y girando suavemente hacia la derecha en algo menos de media hora nos situamos en dicho pico, saludamos a otros montañeros que bajaban y nos preparamos para hacernos todos juntos la foto en la cruz, las vistas desde dicha cruz son preciosas, con todo el valle de Trubia y la Senda del Oso a nuestros pies, a lo lejos Villanueva de Santo Adriano nuestro destino en la ruta de hoy, rellenamos nuestra tarjeta de cumbres la depositamos en el buzón y nuevamente hacia abajo por el mismo camino anteriormente recorrido.
Nuevamente en la base del pequeño pico volvemos a retomar el camino por el que habíamos subido para volver a situarnos en el punto de inicio de la ruta, si se quiere dar por concluida la ruta en este punto no hay ningún problema, pero como para nosotros nos resultaba muy corta decidimos ir dando un paseo por parte de la Senda del Oso hasta el precioso pueblo de Villanueva.
Una vez descendido todo el camino y situados nuevamente en el lavadero donde habíamos comenzado la ruta caminamos unos doscientos metros en dirección a Castañedo del Monte y ya vemos las indicaciones para coger la Senda del Oso. Siempre con el río Trubia a nuestra izquierda y con toda la tranquilidad del mundo y disfrutando del sol y del paisaje proseguimos nuestra andadura totalmente llana y que nos situará primero en Tuñón, donde tenemos un área recreativa por si queremos hacer una parada, para después en poco mas de cinco cómodos kilómetros situarnos en Villanueva.

Durante todo el camino y como es normal en estas fechas (Semana Santa) por la senda transitaban gran número de andariegos y de cicloturistas disfrutando de esta tranquila senda la cual se puede hacer relajadamente y sin ningún problema ni para caminantes ni para ciclistas. Desde Tuñón emprendemos la marcha que siempre por cómoda senda y con el río Trubia acompañándonos durante todo el camino y después de atravesar unos cuantos túneles llegamos al puente el cual nos situará en la otra margen del río, al poco y con ganas de tomar una cervezina fresca nos situamos en Villanueva, que pueblo mas guapo y que cuidadín está coño, da gusto pasear por este pueblo, no muy lejos ya vemos el famoso puente romano de Villanueva, punto final de nuestra ruta, bueno, punto final no, ya que nuestro destino en Villanueva es “El Cielo de Zacarías”, ¿dónde mejor en Villanueva para calmar la sed y la fame que “El Cielo de Zacarías”?,.


La segunda cascada.

Llegando al pico El Castiellu, donde encontramos algún montañero que bajaba.


En la cumbre del pico El Castiellu.


Emprendemos ahora camino en dirección a Tuñón.


Con un día magnífico seguíamos disfrutando del camino.


Un par de túneles en nuestro camino.

Casi todo el tiempo nos acompañaba a nuestra izquierda el río Trubia.


El último tramo antes de llegar a Villanueva.


Y llegamos a Villanueva donde termina nuestra ruta.


Entrando en el precioso pueblín.




Villanueva un pueblín precioso que merece la pene dar un buen paseo por el.

Y por fin la indicación a nuestro gran punto final de la ruta El Cielo de Zacarías.



EL CIELO DE ZACARIAS



Es un sitio que os recomiendo que no dejéis de visitar si hacéis la Senda del Oso o estáis por la zona de Villanueva.
Es un barín-tienda único, manteniendo el antiguo estilo de los bares-tienda de Asturias de toda la vida, pero con un gusto y un toque personal hasta en el mas mínimo detalle, que su sueña y amiga Arancha le supo dar y que deja sorprendido a cualquier caminante que por allí se acerca.
Nada más llegar, todos los participantes en la ruta y que no lo conocían quedaron verdaderamente sorprendidos, una imagen vale mas que mil palabras, así que si veis las fotos ya os lo podéis imaginar.
Nos recibió mi amiga Arancha, su propietaria, que es todo amabilidad y nos atendió como siempre hace, preocupándose en todo momento de que nos sintiéramos como en casa, como hacían los bares-tienda y los chigres antiguamente, con un trato personal y familiar.
Nos sentamos debajo del hórreo en unas mesinas que tiene a la sombra, el solo echo de poder tomar una botellina de sidra o una cerveza bien fría y poder zampar una de sus tantas delicatesen que nos ofrece convierte la excursión en un halo que hace sentirse a uno en la situación mas placentera que uno se puede imaginar.
Cualquier cosa que queráis picar para tomar un magistral vermú después de terminar la ruta en una de sus mesas del exterior os dejaran sorprendidos, chorizos, quesos, empanadas, laterío, dulces, todo de una calidad que no se encuentra en muchos sitios.
Todo esto no pasa por casualidad, si no a dios gracias porque Arancha trajina en el pequeño y coqueto bar-tienda con el mayor cariño del mundo para satisfacer a todos los andariegos que por allí pasamos.
Así que ya lo sabéis, decir Villanueva de Santo Adriano, es decir que hay que visitar el bar-tienda mas coqueto de toda Asturias.




El Cielo de Zacarias, un sitio con un encanto especial que no podéis dejar de conocer.

María y Arancha (la propietaria), buena amiga y todo amovilidad.

Los perrinos esperándonos y siempre atentos por si cae algún pinchu.

Todo el grupo posando en el magnífico bar-tienda con nuestra amiga Arancha.

4 comentarios:

Cienfuegos Caleyeru dijo...

Guapa ruta que conozco bien, ya que a Guanga tengo ido varias veces y la senda del oso ya la he recorrido en infinidad de ocasiones, pero ya ves tú, como siempre se aprende algo nuevo, y es que lo que no conocía era el Cielo de Zacarías y ya sé donde parar la próxima vez que vaya por la zona.
un saludo

JOSE LUIS dijo...

Por si fuera interesante o de utilidad para ti o para los lectores de tu web, tengo publicado el siguiente blog:
http://plantararboles.blogspot.com
Se trata de una manual breve y sencillo para que los amantes del monte y del campo podamos reforestar, casi sobre la marcha, aprovechando las semillas que nos dan los árboles y arbustos autóctonos de nuestra propia región.

Salud,
José Luis Sáez Sáez

Pablo Lara dijo...

Que tal amigo Cienfuegos, desde aquí te recomiendo que la próxima vez que andes por la zona pases por esi barin-tienda creo que te va a sorprender, un cordial saludo.
Por cierto últimamente uso muy a menudo tus rutas colgadas en wikiluc, muchas gracias.
Un saludo de un amigo.

Pablo Lara dijo...

José Luis, gracias por tu blog siempre son interesantes estos manuales sobre la naturaleza, un saludo.